Marketing e Instituciones Educativas: satisfacción de las necesidades de un público objetivo

Loading
loading..

Marketing e Instituciones Educativas: satisfacción de las necesidades de un público objetivo

marzo 22, 2016
Erasmo Arellano
, , , , , ,

Generalmente, el concepto marketing tiende a ser interpretado erróneamente. (De Luca, Ovin y Provéndola, 2009) pues se vincula con una actividad de compra-venta en las cuestiones éticas se omiten con la finalidad de que se logre una operación ganar-ganar, siempre a beneficio de las empresas. Sin embargo, el “marketing constituye una disciplina integradora, proactiva y orientada a la satisfacción de las necesidades de públicos objetivos o targets” (Kotler y Keller, 2006).

La “Asociación Americana de Marketing” lo define como una función organizacional y un conjunto de procedimientos que permiten la identificación, la generación, la comunicación, la entrega y el seguimiento de valor percibido por los consumidores y, además, administra de manera adecuada la relación con los mismos. (Bur, 2015).

Por lo anterior se comprende como objetivo principal de esta actividad es “satisfacer las necesidades de los consumidores ofreciéndoles el valor que demandan y obtener beneficios para la organización” (Ídem).

Entendido así todo aquel individuo o grupo que ofrezca productos y servicios está obligado a “aplicar principios y procedimientos éticos y efectivos de marketing para alcanzar sus objetivos. Por lo tanto, la finalidad del marketing es obtener beneficios mutuos: satisfacción de las necesidades de un público objetivo y beneficios para la organización” (Ídem).

De esta manera, el marketing orientado a la educación tiene dos posibilidades de enfoque: una postura reactiva en la que se busque entender y satisfacer las necesidades que expresan los alumnos en busca de determinados servicios; y una postura proactiva en la que exista una investigación que detecte esas necesidades latentes de los alumnos.

En el caso de las instituciones que ofrecen servicios de enseñanza-aprendizaje, lo recomendable es que se utilicen ambos enfoques de tal forma que sea posible competir adecuadamente en el mercado de la oferta educativa, la cual, cada vez más inestables. Por tal motivo, no podemos desligar el hecho de que “las organizaciones educativas ofrecen servicios educativos a sus públicos objetivos” (Manes, 1999). En un sentido más concreto, el marketing educativo, a través de un sistema de información, permite a las organizaciones educativas identificar las necesidades de su público objetivo o target (los alumnos), y satisfacerlas a través de una propuesta de valor que se concreta en una oferta de servicios (formación y capacitación) obteniendo, a su vez, beneficios.

 

 

About The Author

Erasmo Arellano
Consultor, Conferencista y en mi tiempo libre Director de la empresa ConsultoriaparaColegios.com Apasionado del Marketing Educativo & Digital, siempre innovando nuevas estrategias para mejorar los resultados de las Instituciones Educativas.
Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background

Facebook